La importancia de tensar adecuadamente las velas

Resulta esencial tensar adecuadamente la vela para obtener un resultado estético impecable y prestaciones óptimas de resistencia al viento y granizo y evacuación de lluvia.

El tensado correcto es uno de los factores más importantes durante el montaje.

Las ventajas de una vela bien tensa son:

  • mejor resistencia al viento (no se rasga y no transmite golpes a los anclajes)
  • no se crean bolsas de agua (velas impermeables)
  • menor riesgo de desgarro
  • mayor duración de la vela y de los anclajes
  • estética más depurada
  • el tejido se mancha menos
  • mejor drenaje (también las velas de sombra, cuando están bien tensadas, drenan un poco de agua)

Las velas de sombra y los anclajes MaantA son muy resistentes y se han creado expresamente para soportar tensiones muy altas. Sabemos que nuestros anclajes no son los más económicos, pero los hemos estudiado expresamente para que sean sólidos y duraderos, a diferencia de muchos otros.

Nuestro consejo: «¡Tensad todo lo posible vuestras velas!». Una tensión óptima puede llegar a alcanzar hasta 60 o 70 kilos en cada ángulo..

Comportamiento óptimo en caso de lluvia (velas impermeables)

En caso de lluvia, una vela impermeable poco tensa corre el riesgo de recoger una gran cantidad de agua en poco tiempo.

¡El peso del agua puede desgarrar los anclajes, la vela, y el mobiliario que hay debajo!

Si la vela está adecuadamente tensada y al menos uno de los ángulos está inclinado cerca de un metro, el agua de lluvia puede evacuar con facilidad, garantizando una impermeabilidad total.

Resistencia al viento

Una vela impermeable poco tensa corre el riesgo de hincharse peligrosamente en caso de viento, y transmite golpes y vibraciones a los anclajes.

El tejido de la vela impermeable, que corre riesgo de desgarrarse, y los anclajes están sometidos a solicitaciones también muy fuertes que pueden dañar las velas.

Cuanto más tensa está la vela, mejor «corta el viento». El tejido se mantiene inmóvil, no vibra ni transmite la fuerza del viento a los anclajes.

Esto sucede también con los toldos transpirables, cuanto más tensa esté la vela, mejor cortará el viento su perímetro y su malla lo dejará pasar de forma más eficaz.

El tensado perfecto de las velas garantiza una resistencia al viento inmejorable:

  • entre 12 y 19 km/h en la escala de Beaufort en el caso de las velas impermeables
  • entre 20 y 29 km/h en la escala de Beaufort en el caso de los toldos transpirables.

Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Información de cookies