Toldos jardín: ¡una oferta completa en maanta.es!

Los toldos para jardín, económicos, prácticos y llenos de color, están en rápida expansión. Decoran el jardín y permiten disfrutar mejor de los espacios exteriores.

Se dividen en dos grandes categorías: los impermeables y los parasoles. El tejido más solicitado es el que protege del agua, pero no debe infravalorarse el tejido transpirable. A continuación, lo exponemos.

toldos para jardinesLos toldos impermeables están fabricados con tejido de poliéster. Pueden lavarse en lavadora a baja temperatura y es mejor dejarlos secar y guardarlos en un lugar seco y protegido del sol, una vez plegados con cuidado, al llegar el invierno. La gran ventaja que ofrecen es que protegen tanto del sol (de hecho, también se llaman toldos de jardín) como de la lluvia. Con la inclinación necesaria y la tensión adecuada, permiten la salida del agua. Todo ello está muy bien explicado en nuestra guía de instalación.

Las velas jardín, en cambio, están fabricadas en polietileno (HDPE). Para explicar el concepto de forma rápida podemos imaginar una red de malla estrecha. No nos protege del agua, pero, en cambio, permite una circulación de aire mejor y de este modo durante el caluroso verano proporciona una temperatura ligeramente inferior que la versión impermeable.

Hay que saber elegir entre los toldos jardín impermeables y los parasoles, ya que cada uno tiene un uso diferente. Si buscamos protección del calor veraniego, es mejor optar por la red de polietileno. Si en cambio queremos una protección total, aceptando que sentiremos algo más de calor, elegiremos la versión impermeable.

Sin embargo, los anclajes son muy importantes a la hora de instalar un toldo correctamente y de lograr la adecuada cubrición.

Maanta está en el sector de los toldos de jardín desde hace más de 10 años y ha plasmado su experiencia en unos productos específicos para las exigencias de este tipo de cubiertas.

toldos vela para jardinesAnclajes a pared: pueden encontrarse diversos anclajes en el mercado, pero proceden del mundo náutico y no están fabricados ni pensados para anclarlos a una pared ni para dar estabilidad a una cubierta que puede llegar a los 25 metros cuadrados, solicitada por el viento y el agua y que soporta tensiones constantes. Los anclajes del mercado son más económicos que la solución que hemos desarrollado, pero es mejor no ahorrar en seguridad ni en estabilidad. En nuestra tienda ofrecemos una placa de 10 x 10 centímetros y 3 mm de espesor que puede albergar 4 robustos tacos, de hasta M10.

Anclajes a cemento: además de resultar muy estéticos, también son útiles y funcionales porque se puede rebajar de manera independiente cada extremo de los toldos vela. Cuando en primavera u otoño el sol, muy bajo, nos molesta, nuestro kit de anclaje a cemento permite bajar o subir con facilidad cada uno de los vértices, en solo dos minutos. De este modo, se personaliza tanto el diseño de las velas jardín como el ajuste de sus vértices y se consigue un cono de sombra adecuado para protegernos, según la posición del sol. La sombra se formará exactamente bajo el toldo gracias a este práctico kit que hemos desarrollado. El diseño del perfil de aluminio se basa en las líneas de las velas jardín, sinuosas y ahusadas. El carril interior y el cursor permiten, en unos instantes, subir los vértices desde 2 centímetros hasta 280 centímetros sobre el nivel del suelo. El robusto aluminio de 3 mm de espesor garantiza una larga durabilidad y resistencia a la salinidad: el aluminio no se oxida. El precio es realmente competitivo si comparamos con lo que ofrece el mercado ya que Maanta es fabricante y vende directamente al público, sin intermediarios. Por este mismo precio se ofrecen unos tubos anodinos de acero galvanizado o postes de madera…

Cenador: finalmente, se pueden anclar los toldos para jardín a estructuras autoportantes como los cenadores de vela. De nuevo hemos adoptado una solución contra corriente: fabricar en Italia y no importar el clásico producto chino. Son varias las razones: gracias a estos cenadores se puede elegir primero el tejido y el color deseado, algo imposible con el cenador de importación, dotado de su propio tipo de tejido. Además, cuando el tejido se estropea, no es necesario cambiar todo el conjunto: basta comprar una sola vela o alternar, una impermeable y otra, parasol. Finalmente, lo más importante: utilizamos acero de al menos doble espesor que los cenadores de importación y pintamos en Italia con procesos que garantizan el mejor rendimiento al exterior (mayor resistencia a los agentes atmosféricos). Nuestro cenador pesa el doble que un cenador fabricado en China: pesa más porque usamos más material, pero es más estable y asegura una mayor duración.

¡Toda nuestra pasión al servicio de los toldos jardín!


Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Información de cookies